AZITROMICINA

CÓDIGO ATC: J01FA10

Composición+

Azitromicina dihidratada.

Indicaciones+

La azitromicina está indicada en las infecciones causadas por organismos susceptibles, en infecciones del tracto respiratorio inferior (que incluyen bronquitis y neumonía), así como infecciones de piel y tejidos blandos; en otitis media y en infecciones del tracto respiratorio superior, que incluyen sinusitis y faringoamigdalitis (la penicilina es generalmente el fármaco de elección en el tratamiento de faringitis por Streptococcus pyogenes, así como en la profilaxis de la fiebre reumática). La azitromicina es efectiva en la erradicación de los estreptococos de la orofaringe; sin embargo, actualmente no existen datos que establezcan la eficacia de azitromicina en la prevención subsecuente de la fiebre reumática). En infecciones transmitidas sexualmente, azitromicina está indicada tanto en el hombre como en la mujer en el tratamiento de infecciones genitales no complicadas debidas a Chlamydia trachomatis. También está indicada para el tratamiento de chancroide debido a Haemophilus ducreyi. Es útil en el tratamiento de infecciones genitales no complicadas debidas a Neisseria gonorrhoeae que no sea multirresistente. Deberá excluirse la infección concomitante por Treponema pallidum.

Propiedades+

Propiedades farmacodinámicas: La azitromicina es el primer miembro de una subclase de antibióticos designados químicamente como azálidos, y es químicamente diferente de eritromicina. Químicamente se origina por la inserción de un átomo de nitrógeno en el anillo lactona de la eritromicina A. El nombre químico de la azitromicina es 9-deoxi-9a-aza-9a-metil-9a-homoeritromicina A. Su peso molecular es 749.0 El mecanismo de acción de la azitromicina es mediante la inhibición de la síntesis de proteínas por la bacteria gracias a su unión a la subunidad 50s ribosomal, evitando la translocación de péptidos.

La azitromicina ha demostrado actividad in vitro contra un amplio espectro de bacterias aeróbicas (grampositivas y gramnegativas) y anaeróbicas, incluyendo: Bacterias aeróbicas grampositivas: Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes (estreptococo ß hemolítico grupo A). Streptococcus pneumoniae, estreptococo a hemolítico (grupo viridans), otros estreptococos y Corynebacterium diphteriae. Azitromicina tiene resistencia cruzada con cepas grampositivas resistentes a eritromicina, incluyendo Streptococcus faecalis (enterococo) y la mayoría de las cepas de estafilococos resistente a meticilina.

Bacterias aeróbicas gramnegativas: Haemophilus influenzae, Haemophilus parainfluenzae, Moraxella catarrhalis, Acinetobacter spp., Yersinia sp., Legionella pneumophilia, Bordetella pertussis, Bordetella parapertussis, Shigella spp., Pasteurella spp., Vibrio cholerae y Vibrio parahaemolyticus, Plesiomonas shigelloides. Azitromicina es activa de modo variable contra Escherichia coli, Salmonella enteritidis, Salmonella typhi, Enterobacter spp., Aeromonas hydrophila y Klebsiella spp., por lo que deben realizarse pruebas de sensibilidad. Proteus spp., Serratia spp., Morganella spp. y Pseudomona aeruginosa, habitualmente son resistentes. Bacterias anaeróbicas: Bacteroides fragilis y Bacteroides spp., Clostridium perfringens, Peptococcus spp., y Peptostreptococcus spp., Fusobacterium necrophorum y Propionibacterium acnes. Patógenos de las enfermedades transmitidas por contacto sexual: La azitromicina es activa contra Chlamydia trachomatis y también muestra buena actividad contra Treponema pallidum, Neisseria gonorrhoeae y Haemophilus ducreyi. Otros organismos: Borrelia burgdorferi (agente causal de la enfermedad de Lyme), Chlamydia pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae, Mycoplasma hominis, Ureaplasma urealyticum, Campylobacter spp. y Listeria monocytogenes.

Propiedades farmacocinéticas: Después de su administración por V.O. en el humano, la azitromicina se distribuye ampliamente en todo el cuerpo. Su biodisponibilidad es de aproximadamente 37%. La administración de cápsulas de azitromicina después de una comida abundante disminuye su biodisponibilidad en aproximadamente 50%. El tiempo requerido para alcanzar los niveles plasmáticos máximos es de dos a tres horas. La vida media terminal de eliminación plasmática refleja estrechamente la vida media de depleción tisular de dos a cuatro días. En los voluntarios de edad avanzada (mayores de 65 años), después de un régimen de cinco días, se observaron valores del área bajo la curva (ABC) ligeramente mayores a los observados en los voluntarios jóvenes (menores de 40 años), pero éstos no se consideraron de significado clínico y, por lo tanto, no se recomienda un ajuste en la dosis. En estudios en animales se han observado altas concentraciones de azitromicina en fagocitos. En modelos experimentales se ha observado que hay mayor liberación de azitromicina durante la fagocitosis activa que cuando se compara con fagocitos no estimulados. En los modelos animales, esto da por resultado la liberación de altas concentraciones de azitromicina en el sitio de la infección. Los estudios de farmacocinética en humanos han demostrado niveles de azitromicina mucho más elevados en los tejidos que en el plasma (hasta 50 veces la concentración máxima observada en el plasma), lo que indica que la droga se une fuertemente a los tejidos. Después de una dosis de 500 mg, las concentraciones en los tejidos blancos como pulmón, amígdala y próstata sobrepasan las CIM90 para los probables patógenos en dichos tejidos. Después de la administración por vía I.V. del antibiótico, aproximadamente 12% se excreta en la orina en los tres días siguientes como droga no modificada, la mayor parte en las primeras 24 horas. La vía principal de eliminación de azitromicina es la excreción biliar del compuesto no metabolizado después de su administración por V.O. Se han encontrado concentraciones muy altas de droga sin cambio en la bilis humana, junto con 10 metabolitos formados por N y O desmetilación, por hidroxilación de los anillos desoxamina y aglicona y por rompimiento del conjugado cladinosa. La comparación de los niveles alcanzados en los tejidos por los métodos microbiológicos y de cromatografía líquida de alta presión sugiere que los metabolitos no juegan ningún papel en la actividad microbiológica de la azitromicina. Después de la administración de una dosis única de 1 g de azitromicina por V.O., la farmacocinética en sujetos con insuficiencia renal de leve a moderada (IFG 10-80 ml/min) no fue afectada. Se observaron diferencias estadísticamente significativas en el ABC0-120 (8.8 µg•horas/ml vs. 11.7 µg•horas/ml), Cmáx. (1.0 µg/ml vs. 1.6 µg/ml) y CLr (2.3 ml/min/kg vs. 0.2 ml/min/kg) entre el grupo con insuficiencia renal severa (IFG < 10 ml/min) y el grupo con función renal normal. En pacientes con insuficiencia hepática leve (clase A) a moderada (clase B), no existe evidencia de modificaciones importantes de la farmacocinética de azitromicina en el suero, comparativamente con pacientes con funcionamiento hepático normal. Parece ser que en estos pacientes aumenta la recuperación urinaria de azitromicina, probablemente para compensar la disminución en la eliminación hepática. Datos preclínicos de seguridad: En estudios en animales donde se administraron dosis elevadas y se obtuvieron concentraciones 40 veces superiores a las esperadas en la práctica clínica, se apreció que la azitromicina causa fosfolipidosis reversible, generalmente sin consecuencias toxicológicas perceptibles. No hay evidencia de que esto pueda aplicarse en el curso del empleo normal de la azitromicina en humanos.

       
Contraindicaciones+
           

El uso de este producto está contraindicado en pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas a la azitromicina o a cualquiera de los antibióticos macrólidos.

Reportar los eventos adversos asociados a Azitromicina al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA al correo [email protected]

BotonFarma01_1.jpgBotonFarma02.jpg