Yoga integral

Comprar Todo En Sesiones Y Clases De Yoga integral En Care24.

Yoga integral Hay 9 productos.

Activar filtros

Yoga Integral

¡Adiós al estrés! Junio es el mes que más nos cuesta, porque las vacaciones están a la vuelta de la esquina, pero al mismo tiempo, parece que no llegan nunca. Así que, ¿qué mejor momento para olvidarte de todos tus agobios y empezar con el yoga?

El yoga, es una práctica que a través de algunas de sus técnicas puede ayudar a mejorar la concentración y tener un mayor control físico y mental. Actualmente, varias personas optan por esta disciplina también para controlar el peso o el estrés de otro modo, para mejorar su estilo de vida, es por eso que Care24 pensando tiene para ti disponible el servicio de Yoga Integral que va enfocado en reconocer los beneficios que el yoga trae, no sólo al cuerpo, sino también a la mente y el espíritu. Si deseas obtener una experiencia más completa contáctate con nosotros.

¡No te lo pierdas!

Beneficios para el organismo

El yoga no solo nos ayudará a iniciarnos en el deporte, sino que nos aportará una serie de beneficios para el organismo. El primero de ellos es la pérdida de peso que poco a poco iremos experimentando, ya que el cuerpo pasará de un estado de inactividad a realizar una actividad en la que involucramos todos los músculos. Esto nos ayudará a quemar calorías y a conseguir perder kilos poco a poco de manera saludable.

El yoga es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Es cierto que dicho de esta manera no se llega a entender demasiado hasta que no se lleva varios años practicando el Yoga. El yoga es practicado en la India desde hace miles de años, y se ha convertido en uno de los sistemas de acondicionamiento físico y espiritual más practicado en nuestros días.

El Yoga es poder de control de la mente y del cuerpo; ser la mejor versión de uno mismo cada día y poder vivir y ser feliz con lo que uno tiene en el momento presente. Es un vínculo con la realidad del cuerpo. La capacidad de eliminar cualquier obstáculo para ser feliz, a eso se le llama el poder de controlar la mente.

El poder controlar el cuerpo se consigue mediante la práctica de Asanas que son posturas del yoga, que nos enseñan a cambiar los patrones corporales y mentales, además de aprender a respirar. En la sociedad que vivimos nos cuesta respirar, en realidad no sabemos y los pensamientos se hallan totalmente descontrolados.

La realización de yoga no solamente nos ayudará a perder peso, sino que la activación de los músculos del cuerpo por medio de los estiramientos que vamos a realizar nos ayudará a conseguir una mayor circulación sanguínea y con ello una mayor actividad metabólica que nos llevará a consumir más calorías de manera habitual.

Esto poco a poco, unido a una alimentación sana y un cuidado de nuestra salud nos ayudará a perder peso y mejorar el estado general de nuestro cuerpo. Una de las mejores cosas del Yoga es que no existe un único tipo para practicar, sino que, dependiendo de si se trata de un Yoga más activo, más centrado en la meditación o más dedicado al trabajo muscular puedes encontrar distintos tipos para elegir el que más te convenga. Todos los tipos de Yoga van a ayudarte a trabajar, en mayor o menor medida, la fuerza de tus músculos (con ayuda de tu peso corporal), tu flexibilidad y tu respiración.

Si eres principiante, quizás la mejor opción para comenzar sea el Hatha Yoga: este tipo de Yoga, que suele ser el más practicado tanto en estudios como en gimnasios, trata de forma pausada cada una de las asanas o posturas que deberemos llevar a cabo durante la clase, consiguiendo así un buen trabajo isométrico (sin movimiento) de la fuerza.

No debemos olvidar que la práctica de yoga puede ser una aclimatación al ejercicio y a la constancia que supone cualquier tipo de actividad de este tipo, una buena manera de acostumbrarnos a la práctica deportiva y de acostumbrar al organismo a realizar deporte. Por ello poco a poco podemos aumentar la intensidad del yoga y conseguir realizar otros ejercicios como la carrera a medida que vamos perdiendo peso y nos encontramos mucho más ágiles y capaces.

Generalmente el Yoga se practica descalzo, tanto para mantener un buen contacto con la colchoneta como para evitar los resbalones que pueden causar los calcetines sobre esta. Si quieres practicar con calcetines, elige unos que sean antideslizantes para una mejor adherencia a la colchoneta.